La Voz del Lago Logan - lunes 1224 de diciembre de 1999


Política Internacional

Opinólogos norteamericanos tienen el tupé de dudar de los buenos consejos de Garrotes de Cadenas

Diversos analistas políticos tendenciosos sostienen que Garrotes de Cadenas esconde oscuras intenciones detrás de la visita diplomática que efectuara la semana pasada a Washington para apoyar la política intervencionista de George Bush Hijo.

Como difundieran las cámaras de televisión, nuestro primer mandatario aprovechó para apoyarse también a la hija de George Bush Hijo, esa adorable gordita fiestera que, entonada con tequila como de costumbre, apenas se podía tener en pie. Pero no sería eso lo que preocupa a los autoproclamados expertos en política internacional, satisfechos con la explicación de que no la habría estado apoyando sino "sosteniendo". Los muy ladinos han tratado de sembrar cizaña sobre las encendidas y patrióticas declaraciones que realizara nuestro Preciado Presidente en esa ocasión.

"La verdad que tiene gracia cagarse en las resoluciones democráticas de la ONU para restaurar la democracia en un país donde gobierna un dictador puesto por la CIA. Ojalá se me hubiera ocurrido a mí", rezaban las primeras palabras de su magistral discurso, que provocó cerradas ovaciones en la Casa Blanca.

Haciendo gala del divino don de la oratoria que todos le conocemos, logró emocionar a su público y cosechar aplausos, simpatía y adhesiones. Con su público subyugado, aprovechó la debilidad de los oyentes para cerrar certeramente su discurso con un verdadero cross de derecha: "Y no sólo digo May God bless America, sino que es el deber de los Estados Unidos y la voluntad divina, mandar todos los hombres que estén alistados a terminar con la amenaza esa que está allá. Y para demostrar que esto va en serio, alistar a todos los patriotas que apoyan la causa, por ejemplo esos que le ponen nombres heroicos a las papas fritas, y mandarlos también. Y para que no queden más dudas, habría que agarrar a todos los mojigatos demócratas, los hippies que hacen marchitas y esos intelectuales medio zurditos, y mandarlos también".

La ovación duró horas. Los miembros del cuerpo diplomático, con lágrimas en los ojos, se enrolaron allí mismo y se excusaron de no poder salir ya mismo para Iraq, pues debían demorarse quince minutos en ir a buscar los Winchesters que guardaban en sus casas. George Bush Hijo felicitó efusivamente a nuestro presidente y en muestra de infinito aprecio, le regaló el que había sido su primer Colt, que conservaba como fetiche de la suerte y del que nunca se había despegado desde que aprendió a apuntar a los siete años.

Hasta ahí, el inesperado apoyo fuera de serie de nuestro presidente a la causa Occidental y Republicana, que los loganienses viéramos en vivo y en directo por cadena nacional, y el resto del mundo en diferido por CNN a pedido de uno de sus más importantes accionistas, el Secretario de Defensa Donald Rumsfeld.

Especulaciones tendenciosas

Pero poco después, aparecieron algunas voces, principalmente de demócratas zurditos yanquis que en nuestro país hubieran sido pasados por las armas, dudando de que sea una buena idea seguir los consejos de Garrotes de Cadenas. Según éstos, una vez enviadas a Medio Oriente todas las reservas militares norteamericanas, el país quedaría sin capacidad de respuesta ante una operación militar "retaliatoria" de fundamentalistas árabes.

Desde luego, estos opinólogos están muy confundidos y lejos de la verdad. Garrotes de Cadenas jamás se tomaría el trabajo de convencer a los Estados Unidos de dejar sus fronteras desguarnecidas, para que después vaya algún loquito con turbante a conquistarlo. Si se ha tomado semejante molestia, debe ser para después conquistarlo él mismo. Estos opinólogos no conocen a nuestro Preciado Presidente, y ofenden nuestro orgullo creyendo que Garrotes sea capaz de poner la mesa para que depués venga otro a llevarse los cubiertos.

Afortunadamente, estas opiniones malintencionadas no han tenido repercusión alguna en los Estados Unidos, país de la Libertad, más allá del despido de estos agitadores de los medios donde solían desempeñarse y que sus nombres aparecieran en una lista distribuida por el Pentágono con el título "Felones Antiamericanos".

Esperamos pues que las sabias recomendaciones de nuestro Preciado Presidente sean llevadas a cabo diligentemente, sin la interferencia de opiniones insensatas y tendenciosas.

Roviralta Peladín Palacios
Director de La Voz del Lago Logan

Recordamos a todos los loganienses que quieran conocer las playas de Miami, que este fin de semana vence el plazo para presentarse ante la Oficina de Reclutamiento del Ministerio de Guerra.