La Voz del Lago Logan - lunes 895 de diciembre de 1999


Con delegados de todo el país

Se desarrolló con gran éxito el congreso del medio ambiente

Tras una espectacular ceremonia de apertura con fuegos artificiales, acrobacias de aviones a chorro y delfines paracaidistas, se abrió la 2º Jornada Loganiense para el Mejoramiento del Medio Ambiente.

Al principio, el debate giró largamente sobre el calentamiento global y gracias a la convincente intervención del delegado Ramsés III se arribó a la conclusión de que el tan mentado calentamiento no sería más que una estación veraniega que se traslada de galaxia en galaxia cada tres millones de años. Enfocado de esta manera, el calentamiento global sólo sería temporario.

Un capítulo aparte merece la diatriba interminable del doctor Cogollo acerca de la tortuga en el siglo XXI. Según este miembro de la Asociación de Amigos de la Tortuga, esta especie, hasta hoy más abundante que las piedras en nuestro país, se hallaría gravemente amenazada por los vertiginosos ritmos del mundo moderno. El ministro de trabajo, Robby Balboa, presente allí de casualidad, le retrucó que si la tortuga no se adapta a las exigencias de la producción actual se convertirá en una industria sin futuro. Ante la perplejidad que invadió al auditorio, el ministro aclaró que lo suyo era sólo una especulación sin fundamentos, presentó de inmediato su renuncia indeclinable al cargo y se retiró con un paquete de sanguchitos de miga para el viaje.

A su debido turno, el delegado de Nalotapia se quejó del estado de la selva en su provincia y reclamó mayores subsidios para defenderla de incendios, talas y equipos de filmación foráneos -recordemos que Jurassic Park 2 fue filmada en la selva nalotapia y provocó la extinción de los últimos dos ejemplares de tiracables, aplastados por un árbol. El delegado de Begonia le respondió que lo mejor que le podría pasar a los nalotapios sería ser arrasados por una horrible peste. Los delegados se fueron rápidamente a las manos, en lo que algunos calificaron como "una reedición en miniatura de la guerra de 1997 entre Begonia y Nalotapia", pero la cosa no pasó a mayores ya que ambos contendientes fueron obsequiados con sendos baleros y se entretuvieron largamente hasta el final del congreso.

El delegado del Kongo Oceánico se lamentó de que en sus playas lloviera tanto y culpó de este fenómeno a la presencia en la zona de tribus primitivas que se la pasan invocando al dios de la lluvia. "Y encima ahora vienen los uruguayos a drogarse en nuestras playas", remató antes de saltar por la ventana, que aunque estaba al nivel de la calle, daba sobre el colchón de cuchillas afiladas que había dejado allí el faquir Horacio, invitado para cerrar el evento.

De pie durante toda la jornada, el representante de Báltimor leyó un preocupante informe sobre la situación del medio ambiente en la ciudad del amor libre. Según sus datos, 6 de cada 10 árboles se desfloran antes de tiempo; 4 de cada 5 panteras son rosa; 7 de cada 10 leones se rapan la nuca en verano; y se estima que para el año que viene ya no habrá osos machos.

Para el delegado de El Olivo, el huracán Juan Carlos -que azota la zona cada dos años- es la principal amenaza para el medio ambiente local. Cada vez que pasa Juan Carlos deja una ola de destrucción tal que hay que volver a empezar de cero. "Entre los funerales y la procreación, casi no tenemos tiempo de mirar la tele", se quejó amargamente. Luego sugirió como solución que se construya un laser anti-huracanes "de esos que se ven en las películas pedorras que se filman en Nalotapia".

Desde Logan City, el problema flotó alrededor de los problemas de inundaciones en Villa Pantano. El delegado hizo hincapié en la necesidad de dinamitar el barrio de una vez y para siempre. Se está estudiando la propuesta.

La exótica fauna nalotapia está siendo depredada por turistas que se encariñan con los cachorros, los arrancan del nido materno y los abandonan en la calle meses después, cuando ya no les entran en el departamento