La Voz del Lago Logan - lunes 853 de diciembre de 1999


Increíble

¿IMPLOSIONÓ LA OSTRA DEL LAGO?

Porota, la ostra del Lago Logan que anualmente esputa una perla de considerable tamaño contra la costa, reventó en las profundidades lacustres sin que todavía se sepan los motivos.

(Logan City)-. El estruendo sorprendió a los bañistas que disfrutaban del sol de las playas loganienses. Súbitamente y a escasos metros de la orilla, una notoria columna de agua y trozos de concha se elevó hacia el cielo. "Fue grandioso porque con el revuelo de agua y el sol pudimos ver el arco iris", comentó un vecino que contempló el espectáculo, quien continuó: "pero cuando notamos que algunos pedazos de caparazón se habían incrustado en las cabezas de los nadadores, supusimos que era algo malo, sobre todo porque el agua se empezó a llenar de sangre".

Instantes después la noticia corría como reguero de pólvora: el origen de la explosión habría sido Porota, la famosa ostra gigante, que ya se encontraba en fecha para lanzar su poderoso perlazo anual.

La versión oficial

Mandado llamar de urgencia, Romeo Fuentes, Secretario de Flora y Fauna del Lago Logan, confirmó la versión a este periódico. "Es evidente que esta vez Porota decidió implosionar -confió el funcionario-. Y no me extraña con el carácter maldito que tenía esa ostra. Apostaría que lo hizo a propósito".

El carácter al que Fuentes hizo referencia es bien conocido por los pobladores del Lago Logan. Baste recordar que en años anteriores, los perlazos de Porota contra la costa derrumbaron edificios, campanarios, barcos y micros, hechos que la transformaron en una atracción turística mundial.

Trabajos de limpieza

La policía loganiense tuvo una ardua tarea para recoger los cadáveres de nadadores que Porota dejó en esta ocasión. Varios de ellos habían sido arrastrados por la corriente y hubieron de ser perseguidos furiosamente por lanchas de la Prefectura, que finalmente logró darles caza a todos mediante el uso de arpones balleneros con malacates. Se estima que no sumaron más de 30 aunque la cifra no es definitiva, porque al ser arponeados los cuerpos se desarmaron un poco y además las lanchas patrulleras les pasaron por arriba con las hélices a varios de ellos. Por todo esto está costando reconstruirlos para entregarlos a los familiares.

Persisten dudas

Aunque la policía local dio el caso por cerrado, continúan las dudas sobre el origen de la explosión y, ante todo, sobre si fue realmente Porota quien la causó. Los buzos tácticos que deberían confirmarlo dijeron que no se meterán al agua hasta que los restos de los muertos no hayan sido removidos por completo. La Voz del Lago Logan investigará.

Valientes y viriles marineros de Báltimor se han lanzado a la búsqueda de la super perla de Porota