La Voz del Lago Logan - lunes 685 de diciembre de 1999


Policiales

Exitoso operativo impide fuga de malviviente

Tras un impresionante operativo a cargo del subcomisario Botita, se logró impedir que un peligroso preso fugado del penal de Tiro Libre huyera del país de adentro hacia afuera.

El suceso comenzó anteanoche, cuando el interno Wilson Castro logró evadirse de la prisión camuflándose de partida de sopa de pollo en mal estado junto a varios compañeros que iban disfrazados de migas entre el espeso caldo. Una vez en la camioneta que los transportaba al departamento municipal de bromatología, Castro se secó el cabello para evitar resfriarse y saltó del vehículo. Sus compañeros fueron recapturados todos, al ser detectados entre la sopa por los poderosos microscopios del laboratorio bromatológico.

Alertadas las autoridades acerca de la fuga, se dispuso el cierre de las fronteras para evitar que el prófugo saliera del país, pero la orden llegó recién ayer por la mañana al Aeropuerto de Tiro Libre debido a un error del chico del delivery. Cuando la policía temía que Castro ya hubiera escapado hacia el mundo libre, llegó el dato de que el criminal había abordado un vuelo comercial a punto de despegar rumbo a Roma. Con los minutos contados, la policía envió la orden de cancelar el despegue a torre de control pero el mensaje no llegó por falta de motos en la empresa de delivery, muy ocupada entregando las órdenes de la noche anterior.

Ante la realidad concreta del avión levantando vuelo, el subcomisario Botita, si bien apartándose levemente del reglamento internacional, fue práctico y ejecutivo. Tomó su lanzamisiles portátil y derribó la nave antes de que ésta lograra salir de su jurisdicción policial. Aunque aún resta hacer el peritaje correspondiente de los 287 cuerpos carbonizados, por suerte en su mayoría italianos, Botita aseguró que el prófugo Castro está en la nómina de víctimas, por lo que el operativo fue considerado “exitoso”. El presidente Garrotes de Cadenas y el comisario García saludaron la eficaz labor policial y enviaron unas coquetas canastitas con bananas y aceitunas a los familiares de las víctimas a modo de disculpas.

Cronista: Alejandro Bermúdez

No todo son pulgares arriba

Sin embargo, hubo algunos saldos negativos del operativo y es deber de la prensa independiente el señalarlos con mucho respeto:

- primero, la fuga del penal abre interrogantes sobre la idoneidad del personal carcelario (que ya sufrió varias evasiones de este tipo) y sobre el estado de la comida que ingieren los detenidos;

- segundo, el estallido obligó a suspender temporalmente los vuelos durante el resto del día, lo que demuestra que nuestro aeropuerto internacional no está en condiciones de afrontar tragedias aéreas y seguir operando como si nada;

- tercero y fundamental, según fuentes cercanas a Cancillería, Italia habría ordenado el cierre de su embajada en nuestro país en carácter de urgencia, lo cual significa que el envío de las canastitas de disculpas fue un gesto de debilidad de nuestro gran gobierno, que debería, en represalia, haber enviado a la fuerza aérea a bombardear Roma, tarea súmamente sencilla si tenemos en cuenta que la mitad de esa ciudad ya está en ruinas.

Roviralta Peladín Palacios