La Voz del Lago Logan - lunes 342 de diciembre de 1999


Espectáculos y espectoraciones

Notable realización cosaca

Se estrena finalmente esta semana la polémica película del célebre director cosaco Boris Yurich, "La Vida de Papá". La obra relata las peripecias que debe atravesar un padre cosaco viudo para alimentar a sus cinco hijos.

El film abre con un angustiante primer plano del ojo derecho cerrado del padre que se extiende durante diez intensos minutos hasta que el hombre se despierta al oir la leche hirviendo en la hornalla. Una vez entibiada, la leche es depositada en un biberón. La escena cobra un notable dinamismo debido a la profusión de tomas desde adentro de la mamadera. A partir de este momento (minuto 36 del film) la acción es incesante. El padre se dirige hacia el comedor, al tiempo que el director nos recuerda lo feliz que era el padre con su difunta esposa mediante el abuso de flashbacks en blanco y negro. Finalmente el padre entra en el comedor donde sus hijos lo esperan ansiosos y babeantes. La cámara recoge con maestría el caer de la baba con planos contrapicados hasta que el lente se nubla con saliva y se ve, claramente, cómo la mano del camarógrafo lo limpia con un pañuelo. El padre mira emocionado a los niños; los niños miran arrebatados de orgullo a su padre luchando solo contra la adversidad, pero principalmente contra el capricho y la ineptitud del director, por alimentarlos.

El cierre del film es magistral y sólo le toma unos 83 minutos a Boris Yurich mostrarnos el ingenio del padre para vertir la leche del biberón en las hambrientas fauces de los niños, caracterizados ahora como leones para que el espectador cómplice y sagaz aprecie la voracidad de la metáfora. El fin de la escena es trágica, como era de esperarse en una película cosaca. El padre llega hasta su quinto hijo y comprueba horrorizado (primerísimo plano de 14 minutos de los ojos desorbitados del padre) que ya no hay más leche en el recipiente, notable metáfora de las limitaciones de la política paternalista del Estado de Bienestar que tanto desprecia Boris Yurich. El padre rompe en un llanto desconsolado ante su fracaso como hombre, como padre y como cosaco. El machismo de la sociedad cosaca queda así brillantemente expuesto por el director. La película se cierra con la llegada de una bella jovencita en bikini de piel de oso que se ofrece gentilmente a cocinar para los niños y a realizar la limpieza de la casa, a cambio de sentirse acompañada y protegida por un hombre severo y robusto. Final con primer plano de la sonrisa contagiosa del padre, caracterizado ahora como un tierno león que se relame de felicidad ante la bondad de la raza humana.

"La Vida de Papá" es entonces un film auténtico y sensible, altamente recomendable para todos los amantes del más fiel cine literario. Consejo: lleve frazada y reloj despertador.

El director Boris Yurich durante su exilio en Siberia, a pedido del público
 

Ficha Técnica

Título original: "Tovarich Paparrucha"

Duración: 329'

Director: Boris Yurich

Intérpretes: Protiz Tantish, Pinino Tantish, Igor Tantish, Ivan Tantish, Vomi Tantish, Vladimir Tantish, Petreca Rowinovich y seis leones del circo Rasputín.

Director de Fotografía: prófugo