La Voz del Lago Logan - lunes 279 de diciembre de 1999


Las enviaban al exterior dentro de ataúdes

¡Contrabando de bananas!

(BALTIMOR)-. Los hermanos Roque y Antonio Lencina fueron detenidos esta mañana en su cochería funeraria, acusados de contrabandear bananas del Lago Logan.

Los descubrieron el martes, por una banana podrida. "Yo sabía que ningún muertito podía despedir tamaño tufo. Entonces agarramos y abrimos el cajón, y para nuestra sorpresa, estaba todo lleno de bananas", declaró a La Voz del Logan el agente fronterizo Iñaki Gómez.

Según trascendió, los Lencina habrían organizado una red delictiva que desde 1889 enviaba bananas al exterior simulando exportar cajones mortuorios, evadiendo impuestos y aportes sindicales. Ante la gravedad de la situación, la Subsecretaría de Recaudación y Expoliación decretó el inmediato embargo de los bienes de los Lencina.

Por su parte, el Sindicato de Bananeros organizó una concentración frente a la cochería de los Lencina con el expreso fin de lincharlos, al haber desacatado la "huelga de bananas caídas" impuesta ante el conflicto comercial con los países limítrofes.

La detención de los contrabandistas ofreció un espectáculo lamentable, en donde agentes del orden forcejeaban duramente con los sindicalistas para llevarse a los Lencina, a la vez que los inspectores enviados a embargar sus bienes libraban una batalla campal con quienes habían acudido a saquear la cochería. En una muestra de sacerdocio periodístico, los cronistas de La Voz del Lago Logan lograron apropiarse de dos coronas y un candelabro.

Los hermanos Lencina aseguraron que apelarán a la Suprema Corte de Justicia y que las bananas se las puso la policía.

Roque Lencina negó todo y afirmó que cree en la justicia