La Voz del Lago Logan - Nº 14 - Noviembre de 1997

Se lo merece

El martes pasado por la tarde, la policía local hizo un macabro descubrimiento al ingresar en el domicilio de Pánfilo Benavídez con el objeto de hurtarle el televisor y la videocassetera. El muy inoportuno no se encontraba trabajando, como ellos suponían, sino en el comedor de su casa, más exactamente a metro y medio del piso, suspendido del techo merced a una cuerda que había atado a su cuello con la intención de acabar con su miserable existencia.

Los efectivos procedieron a trasladar a Benavídez al Hospital Dogor R. Zambrano, y a su televisor y su videocassetera a la dependencia policial, en donde fueron rematados. En un inédito fallo, el juez en lo correccional Dr. Efraín Garrotes de Cadenas dictaminó que "viene a ser como que este tipo quería acabar con la vida del hijo de su padre que no es su hermano, o algo así", y sentenció a Benavídez a la pena capital por obstaculizar la labor policial y homicidio premeditado en primer grado agravado por tener estrecho parentesco familiar con la víctima.

Benavídez será ahorcado a las siete de la mañana de mañana en la Plaza de la Libertad. Las localidades estarán a la venta durante el día de hoy.


En esta edición:
Anterior / Próximo
Notas relacionadas
Página al azar
Otras Ediciones
Volver a La Bondiola