La Voz del Lago Logan - Nº 13 - Octubre de 1997

El Osito Totito (el Travieso) presenta:

Ruperto, Bartolo y las abejitas laboriosas


Resulta que el oso Ruperto era medio haragán y se la pasaba apoliyando abajo de un árbol. Entonces un día agarró y vino el mapachito Bartolo, que era amigo del osito Totito. Bartolo le dijo -Che Ruperto, vos que sos tan inteligente, ¿por qué no me ayudás a conseguir un poco de miel?. Pasa que Ruperto era tan vago que no sabía lo que era la miel, y se la pasaba lastrándose hormigas. Pero Bartolo, que era medio turro, sí sabía lo que era la miel y quería aprovecharse de Ruperto, que era medio boludón pero caminaba en dos patas y llegaba más alto. -¿Lo qué es la miel?- preguntó Ruperto intrigado y el mapache le respondió -No te preocupes, vos hacé lo que yo te diga. Y se fueron los dos. Y cuando llegaron al árbol donde estaba el panal Bartolo dijo -Ahora agarrá esa cosa que está alta y bajámela-. Y el boludo de Ruperto fue a manotear el panal. Y cuando lo manoteó salieron como ochocientasmil abejas que lo empezaron a picar. Entonces Ruperto se calentó porque las picaduras le dolían y agarró el panal y se lo tiró en el medio del balero a Bartolo, que quedó todo lleno de miel. Y después de hacer eso Ruperto agarró y se zambuyó en el lago que había por ahí para sacarse de encima a las abejas. Cuando salió del agua vio que las abejas se lo estaban picando todo al Bartolo, que pedía ayuda, pero Ruperto le dijo -¿Ah sí? ¿Así que me querías pasar, vos? Ahora vas a ver. Y entonces lo agarró de la cola al Bartolo, que estaba todo lleno de miel, y lo arrastró hasta un hormiguero de termitas que medía como tres metros de alto medía. Y lo agarró al Bartolo y lo tiró encima del hormiguero y después sacó una trompeta y la tocó para que aparecieran las termitas. Y cuando las termitas aparecieron a su llamado, Ruperto les dijo -Ahí les traje comida, mandúquenselon-. Y las hormigas se manyaron a Bartolo y Ruperto, muy feliz, se volvió a apoliyar abajo de su árbol. Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.


En esta edición:
Anterior / Próximo
Notas relacionadas
Página al azar
Otras Ediciones
Volver a La Bondiola