La Voz del Lago Logan - Nº 13 - Octubre de 1997

Nosotros ya nos la veíamos venir

Guerra en Begonia

El General Gregorio Bonaparte amenizó la conferencia de prensa con sus ocurrencias y su cara de gordo boludo

Luego de más de un año de paciente espera, por fin se desató la guerra que todos estábamos esperando. El Reino de Nalotapia atacó a su vecina República Begonia. Unos 2000 soldados de elite del ejército de Nalotapia cruzaron la montañosa frontera norte, sembrando muerte, desolación y margaritas para demostrar su sensibilidad a la prensa extranjera. Incluso cabe aclarar que muchos periodistas se emocionaron ante el conmovedor gesto de varios soldados que tras atenazarle las encías a un niño y violar a su madre, le contaron un chiste para que dejara de llorar.

Luego de la exitosa incursión de la infantería, hizo su avance la aviación, tristemente célebre desde 1964, cuando en lugar de bombardear la ceremonia de asunción del presidente begoñés confundieron el objetivo y volaron la entrega de los Oscar. Tras la sorpresa inicial, el ejército de Begonia reaccionó movilizando valientemente todas sus tropas hacia el sur, con el objetivo de obstruir la salida del país del ejército invasor, quienes notablemente estupefactos por la maniobra, decidieron consultar al oráculo de Wichita, para lo cual sacrificaron a todos los wichitenses que poseyeran, al menos, una nariz. Visiblemente enfurecido, el oráculo sentenció: "Ahh, no, no, no, para mí, purito purito".

En conferencia de prensa, el General Gregorio Bonaparte aclaró: "el sentido es bastante claro: los dioses manifestaron su satisfacción por nuestras justificadas acciones". Acto seguido, ajustició a un impertinente que preguntó: "¿Por qué?".

Hoy la república de Begonia amaneció medio destapada y con un poco de frío, envuelta en constantes tiroteos. Sin embargo, la mayoría de los begoñeses no presta demasida atención a la guerra, dado que la semana pasada comenzó el tradicional Campeonato de Cubo Mágico, juego que despierta las más enardecidas pasiones en este país.

Si bien el conflicto recién se inicia y aparece con mayores chances el ejército de Nalotapia, no hay que descartar a priori una recuperación de los de Begonia para el segundo tiempo. Sin embargo nos pone muy contentos que se hayan decidido a resolver fraternalmente el conflicto que durante tanto tiempo nos mantuvo expectantes a todos los países de la región.

Roviralta Peladín Palacios
Psicoanalista político y director de "La Voz del Lago Logan"


Ediciones:
Anterior / Próxima
Notas relacionadas
Página al azar
Otras Ediciones
Volver a La Bondiola