La Voz del Lago Logan - Nº 5 - Octubre de 1994

¡¡¡Váyanse a la mierda!!!


  
Palabras textuales de los integrantes de El Rengo del Lago Logan al escapar de la cárcel; hoy presentan en público su nueva formación.

En la víspera del domingo 26 de junio próximo pasado, un grupo comando enviado por la justicia de nuestro país a la lejana República Argentina secuestró al soprano Friederik "Gordon" Von Wirma, cantante de la banda pionera del chihuahua rap-core, en una operación relámpago ingeniosamente llamada "Operación Relámpago". Esta operación respondía a la nula repercusión que tuvieron en el país sudamericano los pedidos de extradición hechos por nuestro gobierno, el que en un principio planeó secuestrar a toda la banda de un solo golpe, para luego desistir de ese plan dado que no le alcanzaba la guita para pagar todos los pasajes. Finalmente, se decidió secuestrar solamente al cantante para de esa forma presionar a la banda, la cual, imposibilitada de cumplir con sus presentaciones, se vería obligada a responder ante la justicia.

La banda, de todas maneras, ofreció ese día su show en el festival organizado para exigir Juicio y Castigo a Omar Carrasco, sin siquiera percatarse de la ausencia de su cantante. Ello obligó a nuestra justicia a realizar una nueva operación relámpago, ingeniosamente llamada "Nueva Operación Relámpago", en la cual se secuestró a Jacques "Roi" Roncesvalles, baterista de la banda pionera del chihuahua rap-core.

Cuando la banda se percató de la ausencia de ambos integrantes, compró unas cuantas armas de grueso calibre en un puesto jipi de Plaza Francia y formó un comando guerrillero para liberar a Gordon y a Roi, ingeniosamente llamado "Comando Guerrillero Para Liberar A Gordon y A Roi".

El rescate

A pesar de que la operación se mantuvo en el mayor de los secretos, al arribar al Aeropuerto Internacional del Lago Logan el grupo guerrillero fue recibido por una multitud entusiasta que entonaba canciones de bienvenida acompañada por una orquesta de cincuenta trompetistas jubilados procedentes del Instituto Geriátrico "El Ocaso". Los integrantes de la banda descendieron del avión tapándose los rostros con discretos pasamontañas amarillos, haciendo juego con los patitos inflables que, a modo de flotadores, llevaban alrededor de la cintura.

Un confuso episodio se registró cuando a este grupo de fans se enfrentó una multitud de acreedores de El Rengo del Lago Logan, arrojándoles tortugas, que como es sabido en el Lago Logan, abundan más que las piedras. Ante la riña, intervino una división de la policía montada a tortuga, una división de parapoliciales, una división de elite del ejército y una división del Colegio Normal Nº 69 de Villa Pantano. Todos terminaron presos.

Tras un juicio justo y un emocionente reencuentro, la banda fue sentenciada a 117 años de trabajos forzados picando tortugas en el Penal de Tiro Libre. Ante la idea de permanecer en prisión toda una vida y parte de otra, comenzaron a planear la fuga. Tras muchos intentos en vano de sobornar a los guardias de la prisión con bebidas alcohólicas, dinero, mujeres y departamentos, finalmente consiguieron su objetivo con unos cuantos espejitos de colores. Esto les permitió escaparse discretamente, disfrazados de monjas, por la puerta principal, donde los recibió fervorosamente una multitud entusiasta que entonaba villancicos navideños acompañada por una orquesta de cincuenta trompetistas jubilados procedentes del Instituto Geriátrico "El Ocaso".

Sin embargo, los cuatro meses que duró esta experiencia dejaron su marca en la anatomía de estos muchachos. Los más afectados, Gordon y Roi, que habían hecho buenos amigos en el penal, decidieron volver impelidos por la nostalgia.
El resto de la banda regresó a la Argentina, donde continuará con sus presentaciones con la presencia en la batería de Germán Palacios, afamado mexicote bebedor de tequila que se unió al Rengo durante su placentera estadía tras las rejas.

Presentaciones en Argentina

El Rengo del Lago Logan continuará su gira sudamericana,presentando en Argentina temas de su tercer y cuarto disco, llamados "No soy un Mexicote" y "Chingui-chingui o morir", respectivamente, afortunadamente aún no editados. La banda espera hacer las delicias de grandes, niños, ancianos y vietnamitas.

El Rock de la cárcel

Existen rumores de que el ex-cantante de El Rengo del Lago Logan, Friederik Von Wirma, se encontraría en estos precisos instantes grabando en un estudio instalado en su celda un disco de baladas metálicas como solista, sin el apoyo instrumental del Rengo ni ningún otro, es decir, a capella, en el baño, con la ducha tibia y lavándose los dientes. Este disco, que el cantante presentará con su seudónimo "Gordon", llevará por título "El Planeta Mongo es mío", de próxima difusión.


Ediciones:
Anterior / Próxima
Notas relacionadas
Página al azar
Otras Ediciones
Volver a La Bondiola