La Voz del Lago Logan - Nº 1 - Noviembre de 1993

ESPACIO DE PUBLICIDAD

Señor Consumidor:

        Si al efectuar compras en una panadería, el dependiente se niega a darle factura, con algún pretexto como "Estaban tan ricas que se las llevaron todas, ¿vio? ¡Se comen solas!”, o sino, “Salen en media hora bien calentitas”...

        Le está robando.

        Porque el Estado necesita el duplicado de esa factura, medialuna o bola de fraile, para que sus funcionarios puedan acompañar con ella su café o té con leche en horas de trabajo en lugar de atenderlo a Usted.
 

Por eso...

Exija Siempre su factura, medialuna o similar.
Su funcionario público se lo va a agradecer por la otra ventanilla.

Fue un mensaje de la Subsecretaría de Esparcimiento para el funcionario público, Gente de trabajo.

 

 


En esta edición:
Anterior / Próximo
Notas relacionadas
Página al azar
Otras Ediciones
Volver a La Bondiola